La historia en libros, documentos, archivos.

Alumnos de la institución abren los archivos de la escuela, buscando información.
Alumnos de la institución abren los archivos de la escuela, buscando información.

 

 La conformación de las subjetividades y de las identidades nacionales han sido (y son)  proyectadas en el sistema educativo argentino a través de diversas estrategias: se construyen tradiciones, se instalan mecanismos que dan cuenta de cómo las comunidades se ven a sí mismas (o diagraman cómo desearían verse), se arma el escenario de lo educativo definiendo roles, valores, gestualidades… y para poder desandar ese camino al revés, es decir, indagar desde dónde han sido construidos y qué se buscaba lograr, hemos elegido  centrar nuestra investigación en los libros de textos que la escuela utilizaba, los documentos que llegaban a las instituciones educativas y las carpetas escolares. 

 

Alumnos buscan en la biblioteca los textos que se usaban en aquellos años.
Alumnos buscan en la biblioteca los textos que se usaban en aquellos años.

 

 

Libros de textos que conforman un género específico, reflejo de intenciones políticas e influencias pedagógicas.  Documentos que llegaban a las escuelas como circulares y orientaciones para el desarrollo de las cátedras y desempeño de los docentes, comportamiento y perfil de los alumnos y demás personal de la institución.

Los alumnos buscan, indagan, cuestionan.
Los alumnos buscan, indagan, cuestionan.

 

Entendemos que trabajar en base a esta relación es fundamental ya que, como le expresa un investigador argentino que aborda esta problemática, Héctor R. Cucuzza, el libro escolar representa la fijación de la doctrina y el cuaderno escolar, el espacio privado de los ejercicios.  A ello, le agrega el acto escolar como el desarrollo de la liturgia, punto que aparece indefectiblemente en las narrativas.

 

 

Se trata de una búsqueda de pistas que nos permitan plasmar las ideas que subyacían en aquellas prácticas docentes y prácticas pedagógicas (lo que abarca el ámbito del aula en particular), que no pueden analizarse aisladamente sino que se leen como parte de prácticas que se fortalecían con las demás vivencias cotidianas,  los ritos cotidianos y las celebraciones de efemérides y fechas patrias. 

 

 

“El sistema escolar argentino incorporó desde sus comienzos un conjunto  de ceremonias, actuaciones, dramatizaciones dentro del calendario escolar referidas al festejo y homenaje que debía rendírsele a personajes de la historia y emblemas de la Nación; estas ceremonias fueron llamadas fiestas patrias” (Martha Amuchástegui)